fbpx

La importancia de una buena selección de quillas de surf para nuestros baños

quillas de tablas de surf

Quillas de surf, la mejor elección para nuestra tabla

¿Sabías que las quillas son un elemento fundamental para sacarle el máximo partido a nuestro surf? Algunos expertos aseguran que las prestaciones de la tabla de surf pueden mejorar casi en un 40%. Para elegir las quillas más apropiadas para cada surfista, primero debemos saber cuáles son sus características principales.

La forma de las quillas (template)

Forma de la quilla

La forma es el parámetro más visible para elegir quillas y se define por el área, la inclinación, la longitud y la anchura de la base. La inclinación se determina por el ángulo y por el rake, que hace referencia a cuánto sobresale la punta de la quilla respecto al final de la base. La inclinación determina el giro, cuánto más recta, más cerrados serán los giros. Además, una base ancha da más potencia y una base estrecha es más maniobrable. En cuanto a la altura, cuanto más larga es la quilla, más difícil es sacarla del agua, por lo que tendrá mayor agarre. Si es corta, será más fácil derrapar.

La talla también se puede determinar por el peso del surfista, la relación sería la siguiente:

Talla de la quillaPeso del surfista
XSMenos de 55 kg
S55 – 70 kg
M65 – 80 kg
L75 – 90 kg
XLMás de 85 kg

Como puedes ver, los pesos se solapan. Esto se debe a que la talla no depende únicamente del peso, sino de todos los parámetros mencionados anteriormente.

El perfil de las quillas (foil)

Perfil de la quillaHace referencia a la forma que tiene la sección transversal de la quilla, especialmente la cara interna de las quillas laterales. Existen cuatro tipos: plana, inside foil, 80/20 y 50/50.

Esta diferencia en la cara interna de la quilla influye en la velocidad a la que el agua fluye por cada uno de los lados, consiguiendo diferentes efectos en cada una de ellas:

  • Perfil plano. La cara interior plana y la exterior convexa consiguen unas capacidades de giro y de agarre bastante homogéneas, consiguiendo una sensación de seguridad y control sobre la tabla.
  • Inside foil. La cara interior cóncava y la exterior convexa aumenta el flujo de agua, aumenta el empuje y reduce el roce, dando lugar a una quilla más rápida y que acelera más fácilmente. Tiene una sensación de control menor que a plana.
  • 80/20. Suele ser la utilizada como quilla trasera.
  • 50/50. Ambos lados convexos. El flujo de agua es igual por los dos lados, lo que aporta seguridad y control. Suele utilizarse como quilla central.

La flexión de las quillas

Esta propiedad depende de la forma y el material con el que está construida la quilla. Cuanto más rake tenga, más flexible será la quilla. Además, también influirá el material con el que esté fabricada. De esta flexión depende que la quilla impulse más o menos la tabla. Las quillas más flexibles suelen utilizarse en tablas softboards. En Biosurfcamp evitamos las más flexibles, ya que pueden ser peligrosas debido a lo mucho que cortan.

Quillas según el tamaño de la tabla

  • Tablas cortas (shortboards). La elección del tipo de quilla depende del surfista y lo que quiera conseguir. La combinación más habitual es la colocación de tres quillas, dos en los laterales y una central, aunque también pueden ponerse dos a cada lateral o únicamente una en cada lateral sin ninguna central.
  • Tablas largas (longboards). Lo primero que debemos saber es qué surf vamos a hacer. En el surf clásico, donde las sensaciones de los movimientos están por delante de las maniobras, la mejor elección es una quilla grande con base amplia y forma redondeada. Algunos modelos son model D y dolphin. Por otro lado, si lo que queremos es hacer un surf con más maniobras, optaremos por quillas más estilizadas y con menos base, ya que permiten realizar giros más cerrados y rápidos.

El tipo de olas y fondos que vamos a surfear y el tipo de tabla que usemos también influye en la elección de las quillas. Si son olas fuertes, unas quillas rígidas nos darán mayor estabilidad. Las quillas flexibles son más dinámicas, por lo que lanzarán más la tabla, aunque perderemos firmeza.

Como ves, la elección de la quilla no debe tomarse a la ligera y debemos tener en cuenta múltiples características. Si no te decides, no dudes en escribirnos un comentario y te aconsejaremos las quillas más adecuadas para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.