25 aniversario de surfero de Pablo Ruiz Ramos

Tras el cierre de nuestra temporada en Biosurfcamp, queremos felicitar a nuestro coordinador Pablo Ruiz Ramos en sus bodas de plata con su pasión, el surf. Pablo, nacido el 20 de Junio de 1979, cumple 25 años surfeando y lo celebra compartiendo su historia con nosotros.

Pablo con su primera tabla de surf

Pablo con una de sus primeras tablas

Sus inicios son con apenas 13 años, en la pequeña localidad marinera de Suances y con su primera tabla de la marca Jalaika, producida en la misma villa, comprada por su hermana y utilizada por él. Su primer baño es en Julio de 1992 sin volver a entrar hasta finales Agosto de ese mismo año ya con una mayor regularidad.

Con esa tabla de segundo mano y una ya diseñada expresamente para él antes de cumplir los 18 años, empieza a viajar fuera de su Suances natal para probar las mejores olas de España. Desde Mundaka en el País Vasco,  Rodiles en Asturias o Pantín en A Coruña, Galicia hasta fuera de nuestro país como en Francia y Portugal.

Una vez comienza su formación universitaria en León en Ciencias Ambientales deja más de lado el surf, aunque se lleva su tabla y surfea en playas portuguesas. Durante su licenciatura realiza una beca Erasmus en Hamburgo, Alemania. A pesar de que no se lleva su tabla, alquila una para surfear en algunos de los parajes más peculiares para la práctica de este deporte como Fehmarn en el Norte de Alemania o en el Eisbach en Munich, es decir ¡surf en el río!

Surf en el rio

Eisbach, surf en el río

Un auténtico profesional y reconocido surfero de Suances que tras su vuelta, ha surfeado a lo largo de todo el mundo; Marruecos, Sri Lanka pero sobre todo en su Suances natal, en playas como La Concha, la Tablía y por encima de todas ellas, La playa de los Locos, reserva natural de surf en Europa por la calidad de sus olas y su particular orientación.

Tras varios años trabajando como monitor de tiempo libre y monitor de surf y tras sacarse el título TD2 como monitor de surf por la federación de Cantabria, título máximo en esta disciplina, decide montar por su propia cuenta lo que hoy conocemos como Biosurfcamp. Previamente denominado Surfcamp, el Huerto de Los Locos y posteriormente Biosurfcamp, el Huerto de Los Locos hasta llegar al nombre actual.

Su fórmula para enseñar a surfear es sencilla. “Aprender la técnica de puesta en pie, dominar al máximo la remada sobre las olas y controlar el cuerpo para mantener el equilibrio sobre la tabla”…y por encima de todo ello, divertirse y ser constante, que es lo que te engancha al surf.

Simplemente Pablo…. ¡que cumplas muchos más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te llamamos gratis?
Español